Ira


La flaqueza le invadía, le atormentaba, la enloquecía.
El miedo que sentía al estar confundida dejaba camuflada su parte dócil y cuerda.

Le era duro aceptar esos momentos de invalidez emocional y exintencialidad. Se sentía como novata conduciendo por primera vez un coche. Alterable e irascible. Muy irascible.


Todas sus debilidades se veían ocultadas por una rabia fácil de estallar y complicada de dominar. Todo le alteraba.
Que dolor era sentir aquella ignorancia interior.

Esa angustia que ahoga y martiriza. Que le está ahogando hasta lo más profundo, sin entender que lo tranformaba en ira contaminante para ella y su alrededor.


Se estaba autodestruyendo.

Se está sintiendo inútil, asquerosa, tonta y quejica. De verdad que no quiere continuar así pero tampoco sabe que camino seguir.


Su ira le transforma.


Acéptala.

Entiendela.

Aprende a Manejarla.


Luego... la dejarás ir.

0 comentarios:

Volver al inicio Volver arriba En estado puro de TranS-FormacióN. Theme ligneous by pure-essence.net. Bloggerized by Chica Blogger.